viernes, agosto 18, 2006

Dos caminos

"Cuando tengas que escoger entre dos caminos, pregúntate cuál de ellos tiene corazón; quién escoge el camino del corazón, no se equivoca nunca". Popol-Vuh, libro sagrado de los mayas.

Cuando era adolescente me regalaron una postal con esta frase, seguramente porque yo siempre he sido de esas personas que escogen el camino del corazón, pero sin siquiera ver el otro, por lo que no hay nada que preguntarse, no hay opciones, aunque ese camino lleve a un precipicio. Entonces sí has de escoger: saltas o vuelves para atrás. En esos casos, yo siempre he saltado, de lo que debería deducir, ante el tremendo batacazo, que era el camino equivocado. O que el camino del corazón a veces nos hiere, y deja cicatrices. O que quién escoge el camino de corazón se equivoca la mayoría de las veces.

He de decir que a mi el camino del corazón se me representa verde (color de la esperanza), con flores, mariposas, y con mil misteriosas revueltas que no sabes dónde te llevarán. Así, aunque te lleve a un precipicio, es innegable que disfrutas del camino. Mientras que el otro, el de la razón, (el que ahora, ya adulta, sí veo, pero ignoro), es yermo y anodino, plano y aburrido. Quizás al final te lleva a un parque temático, pero lo dudo, no hay carteles que así lo indiquen. Aunque a lo mejor, a mi edad, debería ya ser hora de intentarlo, al menos una vez. Me encantan los parques temáticos. ¿O sigo en mi linea y aprendo a hacer puenting?

9 comentarios:

lokura dijo...

juegatelo a cara o cruz!
besos bonita, desde mi trapecio a tu luna

nasty dijo...

Siempre que escogí el camino del corazón me equivoqué....seguramente era demasiado joven....la vida me ha ido enseñando-y es una pena-que es la razón la queha de marcar tu Norte

Gorjeos dijo...

Está claro que lo mas interesante es vivir sin Norte, el camino del corazón es verde y lleno de luz y color, y también de baches. Llegaras al final del camino lleno de heridas y cicatrices que te recordaran que has vivido, para que quieres llegar al final con un corazo nuevo si una vez termine el camino no vas a volver a necesitarlo, utilizalo para lo único que sirve, para vivir.

Me apunto tu blog, me ha gustado.

Selenita dijo...

Si tiro una moneda... seguro que se queda de canto.
Supongo que el camino de la Razón es el más seguro, pero, como dice gorjeos, ¿de qué te sirve un corazón nuevo si luego ya no lo vas a necesitar?
Total, que como cada uno opina una cosa... sigo sin aclararme. me temo que seguiré con los pajaritos y mariposas.. ¿o no?

Un besote a todos

Yadira Ramos dijo...

La mayoria escogemos siempre el camino del corazon, pero despues de cirta experiencia tienes a razor y desp[ues te guuias por los sentimientos.
Si las cosas fueran asi de facil y de escoger y todo fuera perfecto creo que no me complicaria el existir.

Saludos...

India Ning dijo...

Sin duda, y siempre que se pueda, me quedo con el camino del corazón, porque si te equivocas te dolerá mucho menos.
Elegir con la cabeza y errar, te deja un sabor amargo que es difícil de digerir.

Besos!

Selenita dijo...

Bueno, ahora la cosa ya se decanta por el corazón. Está claro que nos encanta complicarnos la vida.

nasty dijo...

No estoy de acuerdo,india,en mi caso,cundo elegí con el corazón y me equivoqué,fué infinitamente más doloroso que cuando el error venia forzado desde la razón...esta a fin de cuentas,busca porqués(a veces los encuentra),el corazón sin embargo,dificilmente encuentra explicaciones lo que hace más doloroso a mi entender culquier forma de sufrimiento

QTYS dijo...

Selenita, tú siempre escogerás el camino del corazón, te plantees lo que te plantees. Deja la razón para los filósofos, tu siempre has sido toda corazón y quiero que sigas así, no cambies nunca. Si te caes y el corazón duele, tengo mil tiritas para él. ¿Sigo teniendo un trocito?